Edad Contemporánea

La Edad Contemporánea es el período de la Historia de la Humanidad siguiente a la Edad Moderna y que se inicia entre fines del Siglo XVIII y principios del Siglo XIX, llegando hasta el presente.

La época de las revoluciones y los cambios vertiginosos

Hay varios hechos que se contemplan como los que marcan un antes y un después y dan inicio a esta Era. Por un lado el período denominado "era de las revoluciones" (1776-1848), que abarca la Revolución Norteamericana (inicio del proceso independentista del Reino Unido), la Revolución Francesa (1789) y las guerras independentistas de hispanoamérica. Al mismo tiempo se da en Inglaterra la Revolución Industrial, que luego se extendería al resto del mundo, cambiando la forma de producción y a la vez la forma de organización de las sociedades. Esto también se conoce como la Triple Revolución (Liberal, Burguesa e Industrial).

Este período supone el fin definitivo del "Antiguo Régimen" (monarquías absolutas), identificadas con la Edad Media. Y el nacimiento a las Naciones Estados, y diversas formas de gobierno, entre muchos otros cambios más que cambiarian la fisonomía del mundo. La Edad Contemporánea es de todas las edades en la que se producen más rápida y vertiginosamente los cambios.

No obstante, no todos los historiadores coinciden con esta periodización. Hay quienes sostienen que la Edad Contemporánea no supone una ruptura con la Edad Moderna, sino que es su continuación y el período en el que se concretan las ideas económicas y sociales que se fueron gestando durante el modernismo: el capitalismo y la burguesía, la nación y el Estado. En este sentido, los historiografístas ingleses prefieren hablar de una Temprana Edad Moderna (Early Modern Times) y una Nueva o  Posterior (Late Modern Times). Reservando el término Contemporary Age, para el período que se inicia a mediados del Siglo XX tras la Segunda Mundial y el inicio de la era de las telecomunicaciones.

En este mismo sentido, aunque hay consenso de que la Edad Contemporánea aún no ha finalizado, algunos autores comienzan a señalar que es momento de establecer un nuevo período. Así se ha hecho referencia a distintas ideas y hechos.  Por un lado se habló del "Fin de la Historia", con el triunfo definitivo del ideario liberal-capitalista tras la Caída del Muro de Berlín (1989) y la desaparición de la Unión Soviética (1991), dando así inicio a un nuevo período histórico. Otros en cambio señalan las evoluciones tecnológicas ocurridas durante estos mismos últimos siglos, como hechos a tener en cuenta: desde la Era de la Electricidad o la Era del Imperialismo (reparto de África y Asia por parte de los imperios europeos), hasta la Era de la Información (aparición de Internet).

De cualquier forma, establecer una periodización sobre hechos recientes y de los que uno mismo es parte o los está viviendo, no permite tener una perspectiva histórica real, por lo que el debate continúa y se mantienen para su estudio general las periodizaciones ya instituidas.

El inicio de la Era Contemporánea

Las revoluciones políticas liberales que acaban con las monarquías instauran un nuevo modelo de organización social, el Estado Nacional. Esto es acompañado por la Revolución Industrial que modifica el modo de producción y da inicio a la creación de un nuevo sujeto histórico, el proletariado. La burguesía toma el definitivo control político de la sociedad, en contraposición a los anteriores modelos de organización social, desde la Antigüedad.

Ambas revoluciones instauran modelos totalmente inéditos en la Historia y en ningún sentido deben estudiarse o tratar de comprenderse por separado, ya que una retroalimenta a la otra. En el caso de la Revolución Industrial se la considera la segunda gran revolución tecnológica del Hombre, no sólo por los cambios intrínsecos a las herramientas en sí que se producen sino por cómo estos modifican sustancialmente a la sociedad. Vale destacarlo: la primera revolución tecnológico ocurre en el Neolótico (Prehistoria) cuando el hombre descubre la agricultura. Entonces significa el paso de las comunidades nómades-cazadoras a comunidades sedentarias. Todas las sociedades e Imperios a partir de entonces se modelaron en base a un modelo de ciudad asentado en la agricultura y el trabajo intensivo del campo. Desde los imperios Babilónicos y Egipcio hasta el Imperio Bizantino, pasando por la Roma Clásica.

Con la tecnología que surge a partir del vapor y el carbón, y con la revolución agrícola británica (algunos historiadores prefieren hablar de simple evolución en los sistemas de sembrado y cosecha) que la precede, la Revolución Industrial establecería la estandarización en la producción, generando abundancia de productos (de los mismos productos). Se reduciría el costo de producción y a su vez también se modificaría el modelo de comercialización. Los anteriormente campesinos se vuelcan a vivir en ciudades urbanas, y comienzan a ocupar el lugar de mano de obra necesaria para poner en marcha la cadena de producción industrial. Nace el proletariado o la clase obrera. Según el marxismo, motor de la historia.

De las Revoluciones al Siglo XX

Los cambios políticos y económicos que se dan desde mediados del Siglo XVIII, derivan en una nueva organización del mundo. Nacen los estados liberales en Europa y en América. Se establece el capitalismo como el principal modelo económico de organización, íntimamente ligado a la forma de organización de los nuevos países, y se expande el poder de la burguesía reemplazando a los nobles definitivamente en el "poder".

Durante estos años (sobre todo en el Siglo XIX) nacerían la medicina científica, la genética, Charles Darwin publicaría su teoría de la evolución de las especies, Karl Marx criticaría el modelo económico capitalista sentando las bases ideológicas de una fuerza política que durante el siglo siguiente entraría en confrontación directa y establecería un nuevo orden mundial. Se inventaría la locomotora, el fonógrafo, la fotografía y el cinematógrafo, la lámpara incandescente, el teléfono, el avión. Habrá una gran explosión demográfica y se colonizarán espacios aún vírgenes de continentes como América y África.

La gran ola de descubrimientos, inventos y avances en materia científica y filosófica durante el siglo XIX sólo sería superada por la etapa siguiente.

El Siglo XX

Muchos historiadores coinciden en señalar que el Siglo XX comienza en 1914 con la Primer Guerra Mundial (entonces llamada la Gran Guerra) y culmina en 1989 con la caída del Muro de Berlín. Un siglo corto pero el que más cambios bruscos y novedades trajo en la historia de la humanidad.

Durante esta centuria se dan importantes avances en libertadres y derechos individuales. Se abolió la esclavitud y se emancipó la mujer en la mayoría de los países del mundo (sobre todo los países desarrollados). No obstante, igualmente es un siglo marcado por golpes de Estado y dictaduras sangrientas, despotismo gubernamental y genocidios, y grandes guerras.

La Crisis de los Treinta Años

El convulsionado tiempo que se vivió entre 1914 y 1945, con dos Guerras Mundiales y un conflictivo período entre guerras, es llamado como "La Crisis de los Treinta Años", que de alguna forma significarían el real quiebre con lo que quedaba de la Edad Media o Moderna, y la conformación de las problemáticas y contextos que definirán a los años siguientes.

La Primera Guerra Mundial significó la desaparición del Imperio Otomano (con sede en Constantinopla, hoy Estambul) y del Imperio Austro-húngaro. El Imperio Alemán (Segundo Reich) aunque sobrevivió como estado - nación, perdió sus colonias y el dominio territorial, político y económico que tenía. A su vez, en Rusia la revolución bolchevique (de ideas marxistas) acaba con el zarismo y es el inicio del primer país de ideología económica comunista.

En 1919, con el Tratado de Versalles (acuerdo de las naciones tras la guerra), nace la Sociedad de Naciones, organismo supranacional que garantizaría la paz y arbitraría en los conflictos internacionales. Tras la Segunda Guerra Mundial, la Sociedad de Naciones es disuelta y se crea la ONU (Organización de las Naciones Unidas), que en los hechos fue su sucesora. Tanto en la SdN como en la ONU, tuvieron principal preponderancia en sus años iniciales, los países que resultaron triunfantes de cada una de las dos guerras (en los hechos prácticos, Estados Unidos, aunque éste no participó activamente de la Primer Guerra).

En 1929 se da el crack bursatil que desata la Gran Depresión, crisis económica mundial originada desde Estados Unidos y que tuvo alto impacto en todo el mundo, especialmente en Europa, que tras la Primera Guerra Mundial había quedado fuertemente herida en el aspecto económico. Durante estos años Estados Unidos se había transformado en la primer potencia económica, ante la debilidad que mostró Inglaterra (que sí participó de la guerra). La bonanza norteamericana llevó a una alta especulación en la bolsa de valores, burbuja económica que terminó estallando en el Martes Negro, 29 de octubre de 1929.

Estados Unidos había sido el principal financista en la recuperación de los países europeos, pero entonces se corta el financiamiento y el apoyo material. Este punto terminó de generar las condiciones necesarias para el surgimiento del nacional-socialismo (nazismo) en Alemania y la llegada al poder de Adolf Hitler, que establecería el Tercer Reich ("reich" significa imperio).

Salvo la Unión Soviética, cuya economía era dirigida por el Estado en un modelo economista no capitalista, y por lo tanto quedó afuera de esta crisis, la Gran Depresión afectó a todos los países occidentales. La misma situación de crisis económica y las condiciones de posguerra, habían generado el surgimiento de movimientos políticos de ideas fascistas en otros países de Europa, principalmente en Italia (Mussolinni) y España (Franco).

La Guerra Civil Española es considerada por muchos historiadores la antesala de la Segunda Guerra Mundial. En la guerra interna de España, intervinieron dos países no alineados con la política internacional de la Sociedad de Naciones. La Unión Soviética apoyó al gobierno republicano legítimamente constituido y la Alemania de Hitler a los militares sublevados que ya habían intentado un golpe de Estado. Ante esta situación, Estados Unidos y otros países apoyaron formal y materialmente al gobierno destituido, mientras que Italia se sumó al eje fascista. Tras tres años de Guerra, el sector victorioso impuso una dictadura de casi 40 años.

Esta situación junto a otras que se dan en el plano internacional y hacia dentro del territorio alemán, impulsan la política de extensión y dominación continental de Hitler, desatando la Segunda Guerra Mundial, el 1° de septiembre de 1939 con la invasión Nazi a Polonia. La Segunda Guerra Mundial es la mayor contienda bélica de toda la historia, con más de cien millones de militares movilizados y en la que participaron todas las potencias militares y económicas del mundo. Concretamente se establecieron dos bandos, los Aliados (democracias capitalistas y países comunistas) y las Potencias del Eje (países fascitas y nacionalsocialistas). Se estima en alrededor de 70 millones de personas las víctimas directas (muertes) que produjo esta guerra. Durante los 6 años que duró el conflicto, el nazismo de Hitler realizó uno de los mayores genocidios de la historia, el Holocausto Judío (el asesinato de alrededor de 6 millones de judíos), en el que también fueron perseguidos, torturados y asesinados, musulmanes, negros, gitanos, y todos los que no representaran la pureza de la raza aria, como sostenía el nazismo alemán.

De la Segunda Guerra Mundial a la Guerra Fría

En 1945, con la invasión de Berlín (8 de mayo) y los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki (agosto), culmina el conflicto con la victoria definitiva de los Aliados, donde Estados Unidos y la Unión Soviética resultaron ser de entre todos los países menos afectados económicamente. Esta condición, y dado que toda Europa había quedado devastada por la guerra, los erigió en las dos nuevas superpotencias del mundo. Y como cada una representaba a una ideología económica opuesta, a su vez implicó en la división del mundo: el occidente capitalista, y el este comunista, que derivaron en la Guerra Fría (1947-1985, del fin de la posguerra al inicio de la Perestroika), tensión político-ideológica que signó la historia del siglo XX.

La carrera espacial, la Era de la Información y la Globalización de las Comunicaciones

Tras los conflictos bélicos que signaron la primera mitad del siglo XX se viene una época de fuertes cambios sociales, culturales, científicos y técnicos.

La invención de la televisión (en la década de 1920) definiría un nuevo modelo de comunicación de masas que explotaría en los años 50. Junto a los avances en telecomunicaciones y la aparición de las primeras computadoras portatiles o personales (década del '70) marcarían el inicio de una nueva era que muchos llamarían de la Globalización de las Comunicaciones. En este aspecto, la aparición de Internet para el uso doméstico (década del '80), cambiaría radicalmente la forma de transmitir información, comunicarse y relacionarse entre las personas (en el siglo XXI la vida sin Internet es inconcebible). Las distancias se acabarían por completo.

Muchos historiadores, en base a todos estos hechos señalan la necesidad de establecer el fin de una era (la Edad Contemporanea) y establecer un nuevo período en la Historia, ya que estos aspectos definen la forma de vida en la sociedad del Siglo XXI.

A su vez, en el Siglo XX se produce otro hecho significativo a destacar. Por primera vez el hombre pisa la Luna, en 1969, hecho que fue transmitido por televisión en vivo y en directo a todo el mundo.

Lo reciente de todos estos cambios no permiten aún tener una perspectiva certera sobre su impacto en la historia de la humanidad, aunque nadie pone en duda que son hechos emblemáticos y sustancialmente trascendentales. De cualquier forma, en términos académicos, el presente sigue siendo parte de la Edad Contemporánea, que se inició a fines del Siglo XVIII, con el nacimiento de las primeras Naciones - Estado, algo que hoy parece tan lejano en el tiempo y que ocurrió hace apenas poco más de 200 años.

Artículos

 

 

Últimos Artículos del Blog

art1

....

art2

....

art3

....

art4

....