Renacimiento

El Renacimiento es un periodo histórico que tuvo lugar en Europa entre los siglos XIV y XVI. Se caracterizó por un renacer del interés por la cultura clásica grecolatina, así como por un gran avance en diferentes ámbitos como la literatura, el arte, la ciencia y la filosofía. Este movimiento cultural se originó en Italia y se expandió por toda Europa, dejando un legado duradero en la historia de la humanidad.

En este artículo se abordará la influencia del Renacimiento en diferentes disciplinas y su impacto en la sociedad de la época. Se destacará el renacimiento del arte, con artistas como Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, cuyas obras maestras representan los ideales de belleza y perfección del periodo. Asimismo, se explorará el papel de los humanistas, quienes redescubrieron y valoraron los textos clásicos, sentando las bases para el desarrollo de la ciencia y la filosofía modernas. Por último, se analizará cómo el Renacimiento transformó la mentalidad de la sociedad europea, promoviendo el individualismo y el pensamiento crítico, sentando las bases para la posterior evolución de la civilización occidental.

Índice de contenidos

Introducción al Renacimiento en Europa

El Renacimiento en Europa fue un periodo de gran importancia en la historia, que tuvo lugar aproximadamente entre los siglos XIV y XVI. Durante este tiempo, se produjo un resurgimiento del interés por el arte, la ciencia y la cultura clásica, que había sido eclipsada durante la Edad Media.

El Renacimiento se caracterizó por un cambio en la forma de pensar y de ver el mundo. Se abandonaron las ideas teocéntricas de la Edad Media y se comenzó a valorar más al ser humano y su capacidad para crear, pensar y explorar nuevas ideas.

Este periodo estuvo marcado por importantes avances en diferentes áreas, como la pintura, la escultura, la arquitectura, la literatura y la música. Grandes artistas como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y Botticelli, entre otros, dejaron un legado artístico que perdura hasta nuestros días.

Mira también:Racionalismo

Además, el Renacimiento también fue un momento de grandes descubrimientos científicos y avances en el pensamiento filosófico. Personajes como Copérnico, Galileo Galilei y Descartes revolucionaron la forma en que entendemos el mundo y sentaron las bases para la ciencia moderna.

El Renacimiento en Europa fue un periodo de gran importancia histórica, en el que se produjo un cambio en la forma de pensar y de ver el mundo. Fue un momento de gran creatividad y avances en diferentes áreas, que dejó un legado duradero en el arte, la ciencia y la cultura en general.

Principales características del Renacimiento

El Renacimiento fue un período de gran importancia en la historia, que tuvo lugar entre los siglos XIV y XVI. Durante este tiempo, se produjo un renacimiento de las artes, la ciencia y la cultura en Europa, tras el período medieval.

A continuación, te presentamos las principales características del Renacimiento:

  1. Humanismo: Se puso énfasis en la importancia del ser humano y en el estudio de las humanidades, como la literatura, la filosofía y la historia.
  2. Antropocentrismo: Se consideró al ser humano como el centro del universo y se valoró su capacidad para razonar y crear.
  3. Secularismo: Se separó la religión de la vida cotidiana y se pusieron en valor los aspectos materiales y terrenales.
  4. Valoración de la antigüedad clásica: Se retomaron los valores, el arte y la filosofía de la antigua Grecia y Roma.
  5. Renovación artística: Surgieron grandes artistas como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael, quienes destacaron en pintura, escultura y arquitectura.
  6. Desarrollo científico: Se impulsaron los estudios científicos y se produjeron importantes avances en áreas como la astronomía, la anatomía y la medicina.
  7. Descubrimientos geográficos: Durante el Renacimiento se llevaron a cabo grandes exploraciones que permitieron el descubrimiento de nuevos territorios.

Estas son solo algunas de las características más destacadas del Renacimiento. Este período marcó un hito en la historia y dejó un legado cultural y artístico que perdura hasta nuestros días.

Mira también:René Descartes: padre de la filosofía moderna y el racionalismo

El resurgimiento de las artes

El Renacimiento fue un período de gran importancia en la historia, marcado por un resurgimiento de las artes y la cultura. Durante esta época, se produjo un cambio significativo en la forma en que se concebían y representaban las obras de arte, así como en la manera en que se apreciaba la belleza y se comprendía el mundo.

Una de las características más destacadas del Renacimiento fue el interés por el estudio de la antigüedad clásica, especialmente de la cultura griega y romana. Los artistas y pensadores renacentistas encontraron en estos modelos una fuente de inspiración y comenzaron a imitar y reinterpretar los estilos y temas de la antigüedad.

La escultura y la pintura fueron dos disciplinas artísticas que experimentaron un gran florecimiento durante el Renacimiento. Los artistas renacentistas buscaban representar la belleza idealizada y la perfección del cuerpo humano, basándose en los cánones de proporción y armonía establecidos por los antiguos griegos.

Además de las artes visuales, el Renacimiento también fue una época de grandes avances en la literatura, la música y la arquitectura. Los escritores renacentistas se interesaron por el estudio de los clásicos y desarrollaron nuevas formas de expresión literaria, mientras que los compositores experimentaron con nuevas técnicas y estilos musicales. En cuanto a la arquitectura, se destacaron las construcciones renacentistas, que se caracterizaban por su equilibrio y proporción.

El Renacimiento fue un período de gran efervescencia cultural en el que se produjo un resurgimiento de las artes y la cultura. Los artistas y pensadores renacentistas se inspiraron en la antigüedad clásica y desarrollaron nuevas formas de expresión, que sentaron las bases para el arte y la cultura occidental en los siglos posteriores.

Mira también:Humanismo

Los grandes artistas del Renacimiento

El Renacimiento fue una época de gran florecimiento artístico en Europa, caracterizada por una profunda admiración por la cultura clásica y un renovado interés por la experimentación y la expresión individual. Durante este período, surgieron numerosos artistas cuyas obras siguen siendo admiradas hasta el día de hoy. A continuación, te presento a algunos de los grandes artistas del Renacimiento:

1. Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci es considerado uno de los genios más destacados de la historia del arte. Sus obras maestras, como la Mona Lisa y La Última Cena, son reconocidas por su perfección técnica y su profundo sentido de la humanidad.

2. Miguel Ángel

Miguel Ángel es conocido por sus esculturas y pinturas de gran monumentalidad. Su obra más famosa, el techo de la Capilla Sixtina, es un ejemplo impresionante de su habilidad para capturar la belleza humana y la expresión emocional en el arte.

3. Rafael Sanzio

Rafael Sanzio fue un maestro del equilibrio y la armonía en el arte. Sus pinturas, como La escuela de Atenas y La Madonna Sixtina, reflejan su dominio de la perspectiva y su capacidad para representar la belleza idealizada.

4. Tiziano Vecellio

Tiziano Vecellio, conocido simplemente como Tiziano, fue uno de los principales exponentes de la pintura veneciana en el Renacimiento. Sus obras destacan por su uso magistral del color y la luz, creando atmósferas vibrantes y llenas de vida.

5. Sandro Botticelli

Sandro Botticelli es famoso por sus obras llenas de elegancia y gracia, como El nacimiento de Venus y La primavera. Sus pinturas están impregnadas de simbolismo y mitología, reflejando la fascinación del Renacimiento por la antigua cultura clásica.

Estos artistas son solo algunos ejemplos de la increíble riqueza artística del Renacimiento. Sus obras han dejado un legado duradero y continúan inspirando a artistas y amantes del arte en la actualidad.

La influencia de la Iglesia

El Renacimiento fue un periodo de gran transformación cultural y artística que tuvo lugar en Europa entre los siglos XIV y XVI. Durante esta época, la Iglesia Católica desempeñó un papel fundamental en la sociedad y tuvo una influencia significativa en el desarrollo de las artes y las ciencias.

La Iglesia desempeñó un papel central en la financiación y promoción de obras de arte renacentistas. Los artistas renacentistas, como Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, recibieron encargos de la Iglesia para crear pinturas, esculturas y arquitectura que embellecieran las iglesias y los lugares de culto.

Además de su apoyo financiero, la Iglesia también proporcionó inspiración temática a los artistas renacentistas. Las pinturas y esculturas religiosas eran un tema recurrente en el arte renacentista y reflejaban la devoción y la fe de la Iglesia. Estas obras representaban historias bíblicas y santos, y buscaban transmitir mensajes religiosos y espirituales a los fieles.

La Iglesia también jugó un papel importante en la difusión del conocimiento y la educación durante el Renacimiento. Las instituciones religiosas, como las universidades y los monasterios, fueron centros de aprendizaje y preservación del conocimiento. Los monjes y los clérigos eran los principales custodios de los libros y los manuscritos antiguos, y se encargaban de copiar, traducir y estudiar las obras clásicas de la antigüedad.

La Iglesia Católica tuvo una influencia significativa en el Renacimiento, tanto en el ámbito artístico como en el intelectual. Su apoyo financiero y temático a los artistas renacentistas contribuyó al florecimiento de las artes, y su papel en la educación y la difusión del conocimiento ayudó a sentar las bases para el desarrollo de la ciencia y la filosofía en Europa.

La influencia de las ciudades-estado

El Renacimiento fue un período de gran importancia en la historia de Europa que tuvo lugar entre los siglos XIV y XVI. Durante esta época, hubo un renacimiento del arte, la ciencia y la cultura, y se produjeron cambios significativos en la sociedad y en la forma de pensar de las personas.

Una de las características más destacadas del Renacimiento fue la influencia de las ciudades-estado, que eran centros culturales y económicos muy importantes en ese momento. Estas ciudades, como Florencia, Venecia y Milán, se convirtieron en verdaderas potencias y atrajeron a artistas, científicos y filósofos de todo el mundo.

En estas ciudades-estado, se desarrollaron nuevas ideas y se produjo una explosión de creatividad en diferentes campos. Los artistas renacentistas, como Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, crearon obras maestras que todavía son admiradas en la actualidad. Además, se realizaron importantes avances científicos y se produjo un redescubrimiento de los textos clásicos de la antigua Grecia y Roma.

Las ciudades-estado también eran importantes centros comerciales y financieros, lo que contribuyó al desarrollo económico y al aumento de la riqueza. Esto permitió el mecenazgo de las artes y las ciencias, ya que los gobernantes y las familias adineradas financiaban proyectos y patrocinaban a los artistas y científicos.

La influencia de las ciudades-estado fue fundamental en el Renacimiento. Estas ciudades fueron el epicentro de una revolución cultural y artística que dejó un legado duradero en la historia de la humanidad.

Importancia del mecenazgo artístico

El mecenazgo artístico fue de gran importancia durante el Renacimiento. Durante este período, los mecenas, es decir, las personas o instituciones que apoyaban financieramente a los artistas, jugaron un papel fundamental en el florecimiento de las artes y la cultura.

El mecenazgo artístico permitió que los artistas pudieran dedicarse por completo a su trabajo y desarrollar su talento sin tener que preocuparse por la búsqueda de patrocinio o la obtención de recursos económicos. Los mecenas proporcionaban a los artistas los medios necesarios para llevar a cabo sus proyectos y así fomentar la producción de obras de arte de alta calidad.

Características del mecenazgo artístico durante el Renacimiento:

  • Patronazgo de la alta nobleza y la Iglesia: Los mecenas más destacados eran generalmente miembros de la nobleza o altos cargos eclesiásticos. Estas personas tenían los recursos económicos y la influencia necesaria para apoyar a los artistas y promover su trabajo.
  • Apoyo económico: Los mecenas financiaban a los artistas proporcionándoles los recursos necesarios para llevar a cabo sus proyectos. Esto incluía la adquisición de materiales, el pago de salarios y el financiamiento de viajes y exposiciones.
  • Encargos de obras de arte: Los mecenas solían encargar a los artistas la creación de obras específicas, como retratos, frescos o esculturas. Estos encargos proporcionaban a los artistas ingresos estables y reconocimiento social.
  • Protección y promoción: Los mecenas protegían a los artistas de posibles críticas o persecuciones y promovían su trabajo ante la sociedad. Esto permitía a los artistas desarrollar su talento libremente y alcanzar un mayor reconocimiento público.

El mecenazgo artístico durante el Renacimiento fue fundamental para el desarrollo y la difusión de las artes. Gracias al apoyo económico y la protección de los mecenas, los artistas pudieron crear obras maestras que aún hoy en día son consideradas como grandes exponentes de la historia del arte.

Avances científicos y descubrimientos

El Renacimiento fue un periodo de gran efervescencia intelectual y científica, en el que se produjeron numerosos avances científicos y descubrimientos que marcaron un antes y un después en la historia de la humanidad.

Uno de los hitos más destacados de esta época fue el desarrollo de la astronomía. Nicolaus Copérnico propuso un modelo heliocéntrico del sistema solar, desafiando la antigua creencia de que la Tierra era el centro del universo. Este planteamiento revolucionario sentó las bases para futuros descubrimientos y teorías científicas.

Otro avance científico importante del Renacimiento fue el estudio de la anatomía humana. Andrés Vesalio, considerado el padre de la anatomía moderna, realizó disecciones detalladas y precisas, desafiando las enseñanzas de la medicina antigua. Su obra "De humani corporis fabrica" sentó las bases de la anatomía moderna y fue una contribución fundamental para el campo de la medicina.

En el ámbito de las matemáticas, el Renacimiento también trajo consigo importantes avances. El matemático italiano Leonardo Fibonacci popularizó el sistema de numeración arábiga en Europa, reemplazando al sistema romano y facilitando los cálculos matemáticos. Además, el matemático alemán Johannes Kepler formuló las leyes del movimiento planetario, basadas en las observaciones de Tycho Brahe, sentando las bases para la física moderna.

Por último, destacan los descubrimientos geográficos realizados durante esta época. Los viajes de exploración de navegantes como Cristóbal Colón, Vasco de Gama y Fernando de Magallanes permitieron ampliar los horizontes de la humanidad y descubrir nuevas rutas comerciales. Estos viajes también llevaron al descubrimiento de nuevos continentes, como América, y a la expansión de los conocimientos geográficos.

El Renacimiento fue un periodo de grandes avances científicos y descubrimientos que sentaron las bases para el desarrollo posterior de la ciencia y la tecnología. Los logros de científicos y exploradores de esta época marcaron un antes y un después en la historia y contribuyeron al progreso de la humanidad en numerosos campos.

El humanismo y la educación

El Renacimiento fue un período de gran importancia en la historia, caracterizado por el renacimiento de las artes, la literatura y las ciencias. Uno de los aspectos más destacados del Renacimiento fue el humanismo, un movimiento filosófico que puso al ser humano en el centro de todas las cosas.

El humanismo tuvo un impacto significativo en la educación durante el Renacimiento. A diferencia de la educación medieval, que se centraba principalmente en la enseñanza de la teología y la filosofía, el humanismo promovía la educación integral del individuo, abarcando áreas como la literatura, la historia, las ciencias naturales y las artes.

Principios del humanismo en la educación

El humanismo en la educación se basaba en varios principios fundamentales:

  1. Énfasis en el conocimiento de las lenguas clásicas: El estudio del latín y el griego se consideraba esencial para acceder a las obras clásicas y comprender la cultura antigua.
  2. Adquisición de habilidades prácticas: Además del conocimiento teórico, se enfatizaba la importancia de adquirir habilidades prácticas, como la escritura, la oratoria y la capacidad de razonamiento lógico.
  3. Estudio de la historia y la literatura: Se consideraba fundamental estudiar la historia y la literatura para comprender la evolución de la humanidad y adquirir una visión crítica del mundo.
  4. Desarrollo de la individualidad: El humanismo fomentaba el desarrollo de la individualidad y la autenticidad, animando a los estudiantes a expresar sus propias ideas y opiniones.

El humanismo y la educación durante el Renacimiento estuvieron estrechamente relacionados. El humanismo promovió una educación integral, centrada en el ser humano y sus capacidades individuales, y sentó las bases para el desarrollo de la educación moderna.

Expansión del comercio y la navegación

El Renacimiento, que tuvo lugar en Europa durante el siglo XV, fue un periodo de gran expansión tanto en el comercio como en la navegación. Estos avances económicos jugaron un papel fundamental en el resurgimiento de la cultura europea.

El comercio experimentó un crecimiento sin precedentes durante el Renacimiento. Las rutas comerciales se expandieron y se establecieron conexiones entre Europa, Asia y África. Esto permitió el intercambio de bienes y productos entre diferentes regiones del mundo, lo que a su vez estimuló la economía y fomentó el desarrollo de las ciudades.

La navegación también experimentó grandes avances durante este periodo. Los navegantes perfeccionaron las técnicas de navegación y cartografía, lo que les permitió explorar nuevas tierras y descubrir nuevos continentes. Uno de los navegantes más destacados de esta época fue Cristóbal Colón, quien en 1492 llegó a América, abriendo así nuevas rutas de comercio y expandiendo los límites del conocimiento geográfico.

El crecimiento del comercio y la navegación durante el Renacimiento no solo tuvo un impacto económico, sino que también tuvo consecuencias culturales significativas. El intercambio de ideas, conocimientos y productos entre diferentes culturas enriqueció la vida intelectual y artística de Europa.

La expansión del comercio y la navegación durante el Renacimiento fue un factor clave en el resurgimiento de la cultura europea. Estos avances económicos proporcionaron nuevas oportunidades y estimularon el intercambio cultural, lo que a su vez contribuyó al florecimiento del arte, la literatura y la ciencia en Europa.

Renovación de la arquitectura y urbanismo

El Renacimiento fue un período de gran transformación en la arquitectura y el urbanismo europeo. Durante este tiempo, hubo un renacimiento de las antiguas influencias clásicas y se desarrollaron nuevos estilos arquitectónicos.

Una de las características más destacadas del Renacimiento en la arquitectura fue el uso de la simetría y la proporción. Los arquitectos se inspiraron en los ideales de la arquitectura clásica griega y romana, y buscaron crear edificios equilibrados y armónicos.

El Renacimiento también fue un período de gran innovación en el urbanismo. Se realizaron importantes proyectos de planificación urbana, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y embellecer las ciudades.

Las plazas y calles fueron diseñadas de manera más ordenada y se construyeron edificios públicos impresionantes, como iglesias y palacios. La arquitectura renacentista se caracterizó por su elegancia y su atención al detalle.

El Renacimiento fue un momento crucial en la historia de la arquitectura y el urbanismo europeo. Durante este período, se produjo una renovación de las antiguas influencias clásicas y se desarrollaron nuevos estilos arquitectónicos, marcados por la simetría, la proporción y la elegancia.

Cambios en la estructura social

El Renacimiento, que tuvo lugar en Europa a partir de 1431, marcó un importante resurgir en la cultura y el arte. Este período se caracterizó por una serie de cambios significativos en la estructura social de la época.

Uno de los principales cambios durante el Renacimiento fue el surgimiento de una nueva clase social, conocida como la burguesía. Esta clase emergente, compuesta por comerciantes y artesanos prósperos, adquirió un poder económico y social considerable. A medida que la burguesía ganaba influencia, se produjo una redistribución del poder y una transformación en las jerarquías sociales existentes.

Otra característica importante del Renacimiento fue el crecimiento de las ciudades. A medida que el comercio y la industria se expandían, las ciudades se convirtieron en centros de actividad económica y cultural. El aumento de la urbanización llevó a cambios en la estructura social, ya que las ciudades se convirtieron en lugares donde la movilidad social era más factible. Las personas de diferentes orígenes sociales tenían la oportunidad de ascender y mejorar su estatus.

Además, durante el Renacimiento, se produjo un cambio en la concepción del individuo y su papel en la sociedad. Se valoraba la idea de la individualidad y se promovía el desarrollo personal. Esto llevó a un mayor énfasis en la educación y el conocimiento, lo que a su vez contribuyó a la movilidad social. Aquellos que tenían acceso a la educación y al aprendizaje tenían más posibilidades de ascender en la escala social.

El Renacimiento fue un período de cambios profundos en la estructura social europea. El surgimiento de la burguesía, el crecimiento de las ciudades y el énfasis en la educación y el desarrollo personal contribuyeron a una transformación significativa en las jerarquías sociales y permitieron una mayor movilidad social para aquellos que tenían la voluntad y los medios para buscarla.

El Renacimiento fue un periodo histórico que marcó el resurgimiento de la cultura europea después de la Edad Media. Fue un momento de gran desarrollo artístico, científico y cultural en el que se produjeron importantes avances en diversas áreas del conocimiento.

El legado del Renacimiento en la sociedad moderna

El Renacimiento fue un período histórico que tuvo lugar en Europa durante los siglos XV y XVI. Fue un momento de gran transformación en el arte, la ciencia y la cultura en general. El legado de este periodo sigue siendo relevante en la sociedad moderna y ha dejado una huella duradera en diversas áreas.

Arte

Una de las manifestaciones más destacadas del Renacimiento fue el arte. Durante este periodo, surgieron grandes artistas como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael. Sus obras maestras, como La Última Cena y La Mona Lisa, han perdurado en el tiempo y siguen siendo apreciadas en la actualidad. El Renacimiento también introdujo nuevos estilos artísticos, como la perspectiva lineal y el uso de la proporción áurea, que han influido en la estética de la arquitectura y el diseño.

Ciencia

El Renacimiento también fue una época de grandes avances científicos. Durante este periodo, se produjo un cambio en la forma de entender el mundo, pasando de una visión teocéntrica a una visión antropocéntrica. Grandes científicos como Galileo Galilei y Nicolás Copérnico desafiaron las ideas establecidas y sentaron las bases de la revolución científica. Sus descubrimientos y teorías, como la teoría heliocéntrica, sentaron las bases de la ciencia moderna y cambiaron nuestra comprensión del universo.

Literatura

En el ámbito de la literatura, el Renacimiento también dejó un legado significativo. Durante este periodo, surgieron obras literarias que todavía se consideran clásicas, como El Quijote de Miguel de Cervantes y La Divina Comedia de Dante Alighieri. Estas obras maestras reflejan la exploración de temas como la identidad, el amor y la búsqueda de la verdad, que siguen siendo relevantes en la sociedad actual.

Educación y Humanismo

El Renacimiento también fue un momento de gran énfasis en la educación y el humanismo. Se promovió el estudio de las artes y las ciencias, así como la búsqueda del conocimiento y la sabiduría. El humanismo renacentista puso al ser humano en el centro de atención, enfatizando la importancia de la razón, la educación y el desarrollo personal. Este enfoque humanista ha influido en la educación moderna y en la concepción de la persona como individuo racional y autónomo.

El legado del Renacimiento en la sociedad moderna es vasto y diverso. Su influencia se puede apreciar en el arte, la ciencia, la literatura y la educación, entre otros campos. El Renacimiento marcó un punto de inflexión en la historia y sentó las bases para el desarrollo de la cultura occidental tal como la conocemos hoy en día.

Bibliografía consultada:

1. "El Renacimiento" - Historia del Arte

2. "Renacimiento: Una época de cambio y transformación" - Museo del Prado

3. "El Renacimiento en Europa" - Britannica

4. "El Renacimiento: una época de cambio y transformación" - Historia del Arte

5. "El Renacimiento italiano: contexto histórico y características" - Cultura Colectiva

6. "Renacimiento" - Enciclopedia Britannica

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es el Renacimiento?

El Renacimiento fue un período de la historia europea caracterizado por un renacer de la cultura y las artes.

2. ¿Cuándo ocurrió el Renacimiento?

El Renacimiento tuvo lugar aproximadamente entre los siglos XIV y XVI.

3. ¿Cuáles fueron los principales artistas del Renacimiento?

Algunos de los artistas más importantes del Renacimiento fueron Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael.

4. ¿En qué países se desarrolló principalmente el Renacimiento?

El Renacimiento se desarrolló principalmente en Italia, aunque también tuvo influencia en otros países europeos como España, Francia y Alemania.

Citar artículo:

(2024) Recuperado de HistoriaUniversal.org: "Renacimiento" en la categoría Edad Moderna.

Licencia y derechos de autor

El titular de los derechos de autor ha publicado este contenido bajo la siguiente licencia: Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Esta licencia permite a otros remezclar, modificar y crear sobre este contenido con fines no comerciales, siempre y cuando se acredite al autor y se licencien las nuevas creaciones bajo los mismos términos. Al republicar en la web, es necesario incluir un hipervínculo de regreso a la URL de origen del contenido original.

Quizá te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir